Quédate conmigo


Señor, quédate conmigo durante este día,
y guía mis pensamientos y deseos,
mis acciones y mis proyectos.

Guía mis pasos
para que caminen ligeros al encuentro
de los cansados y desanimados.

Guía mis manos
para que acompañen a aquéllos
que se perdieron en el camino.

Abre mis brazos,
para que pueda abrazar a los
que se sienten solos y sin esperanza.

Ilumina mis ojos
Y vuelve atentos mis oídos
al clamor de mis hermanos.

Ofréceme un corazón tierno,
capaz de amar sin distinción.

Padre nuestro,
deposito en tu protección mi descanso y el
de todos mis amigos y seres queridos.

Coloco en tus manos nuestra tierra,
nuestras ciudades,
nuestro mundo tan azotado por la violencia,
por las catástrofes, por las guerras y por las injusticias...

Ilumina, Señor, la mente y el corazón de los poderosos de la tierra.

Que siempre pueda, por tu gracia,
abrir las manos para compartir
lo que soy y lo que tengo
y con tu ayuda pueda ver aparecer
la aurora de un mundo nuevo.

GRACIAS, SEÑOR.

AMÉN.

desconozco su autor






Iluminación

Nuestro Dios, quien por Jesucristo
nos das la paz y el gozo,
te bendecimos y te alabamos
porque estás a nuestro lado.

A pesar de nuestros titubeos
y nuestra dureza de corazón,
ofrécenos la posibilidad
de vivir cada día
tu presencia
en medio de este mundo.

Que tu Palabra actuando por medio de nosotros
no vuelva a ti sin resultado,
sin haber provocado la justicia
y la comprensión,
la paz y el gozo de tu Reino.

Amén.





¡Líbranos Señor!


De nuestra indiferencia y de nuestra ingratitud
hacia ti y del olvido de tus mandamientos,
¡Líbranos Señor!

De toda forma de egoísmo y de la falta de
generosidad hacia nuestro prójimo, y de
nuestro mal humor,
¡Líbranos Señor!

De toda cobardía y de toda pereza en nuestras
comunidades, como de toda negligencia
en nuestro trabajo.
¡Líbranos Señor!

De toda vanidad y de todo orgullo,
como de todo desaliento,
¡Líbranos Señor!

Señor, perdónanos.
Amén.

Église Réformée de France