Inicio English deutsch e-tarjeta

poemas 1
poemas 2
poemas 3
poemas 4
poemas 5
poemas 6
poemas 7
poemas 8
poemas 9
poemas 10
poemas 11

Poemas 9

Recuperar la risa

Abrir las puertas,
Quitar los cerrojos,
Abandonar las murallas que te protegieron,
Vivir la vida y aceptar el reto,
Recuperar la risa,
Ensayar un canto,
Bajar la guardia y extender las manos
Desplegar las alas
E intentar de nuevo,
Celebrar la vida y retomar los cielos.......

Mario Benedetti



Cada mañana


Cada mañana, al mirar por la ventana
de mi vida, mi alma y mi corazón,
no puedo hacer otra cosa, que dar las gracias
a Aquel que toma, de mi vida el control.

Pues de otra forma, yo nunca, nunca lograra
gozar de una linda y estrecha relación,
con Aquel que mi vida, tanto, tanto amara,
que su sangre, en cruz derramara, por amor.

Por amor a mí, que hace tiempo despreciaba
cualquier cosa que no exaltara a mi yo,
y que no atendiese a mis sabias palabras
y que no escuchara mis dotes de orador.

Cada mañana, al mirar por la ventana
de esta vida que ha lavado mi Señor,
que con paciencia y amor regenerara,
trayendo a mi alma, la hermosa salvación.

Mis ojos brillan, pues derrama tanta Gracia
que cada día se llenan del resplandor,
que desde el cielo, por la ventana entrara
a mi vida, mi alma y mi corazón.

Cada mañana, al abrir esta ventana
Me lleno de su presencia,
Me inundo de su calor.

Antonio Torres Villén







El Nombre de Jesús


El nombre de Jesús
Ha roto mis cadenas
Por su muerte en la cruz
Ha hecho cosas nuevas.

El nombre de Jesús
Renueva con poder
Cubriéndoles de luz
si se atreven a creer.

Patricia J. Olivera Costilla





Quiero ser diferente


Quiero ser diferente
Venir a ti cada día
Lo mejor de mí ofrecerte
Sentir tu voz que me guía...
Con ningún pecado ofenderte
Y ante él no olvidar mi huída,
Para caminar reverente
En todo tiempo y lugar en mi vida.

Patricia J. Olivera Costilla






En la Tribulación


Como se aferra el náufrago al madero,
destruída su barca, en gran apuro
Sintiendo de la oleada el golpe duro,
así mi Cristo,asirme a ti yo quiero

Cada promesa tuya es un lucero
para orientarme sobre el mar oscuro,
de este mundo de pruebas, y al seguro
puerto de fe dar luz en el sendero.

Buen faro son tus justos mandamientos;
pasarán cielo y tierra,cual los vientos,
mas tu palabra,¡oh,fiel!,no ha de pasar.

Todo es posible para ti, DIOS mío;
Tú eres bueno y veraz, y yo confío
En que al que te ama no le has de faltar.

Rdo. Victor Urbino

asistencia técnica: ProAspecto.com S.L. www.reflexiones-online.net |enviar a |Contacto |Libro Visita |Links